sábado, 31 de diciembre de 2016

Au bientôt 2016….



A pocas horas de que se nos vaya de las manos este 2016, con todo lo bueno y no tan bueno que ha dejado, yo quiero hablar de cine. Cine que ha llenado muchos ratos de mi año, aunque no los suficientes, y destacar tres películas.
La primera, que vi en orden cronológico este año, fue “La habitación” (Room, 2015), premiada con el Oscar a Mejor Actriz Brie Larson (entre otros), me dejó literalmente inmóvil en la butaca del cine, con gemidos ahogados por no dar vergüenza ajena al de al lado, y que me rompió en dos al ver tan bien plasmado cómo el amor y el instinto de supervivencia de una madre puede romper cualquier barrera visible e invisible si de lo que se trata es de subsistir el día a día.
La segunda, esta vez no en orden cronológico sino por motivos de preferencia, es “Hacia rutas salvajes” (Into the wild, 2007). Llevaba muchos años queriendo verla, pero al final siempre se quedaba pendiente, y no eran en vano los comentarios que había oído sobre ella. Aparte de una reflexión muy profunda sobre la vida humana, Sean Penn despliega poesía en cada plano, de soledad, de búsqueda, de rabia, de pérdida.. Y es que hay muchas formas de ser y de estar, y de intentar encontrar la razón de habitar este mundo.
Y la última, la que me lleva dando vueltas en la cabeza más de medio año y, en parte, debido a “I follow rivers” de Likke Li perteneciente a su banda sonora, es “La vida de Adèle” (La vie d’Adèle, Chapitre 1&2, 2013) que, de igual modo que la anterior, no vi en su momento y este año tuve la ocasión. Tan divinamente humana, sensible, descarnada en algunas ocasiones, con la visión de una adolescente que se está abriendo al mundo y que tiene que hacer frente a que no va a seguir la norma marcada, ya que su naturaleza la empuja hacia otros caminos. Erótica, candente y con la fórmula adecuada para ganar el Festival de Cannes en su edición de 2013.
Estas y muchas más, entre otras, han sido las que me han emocionado, elevado, anhelado y, enamorado..Y eso espero seguir haciendo en 2017, mucho más cine, luces, acción, palomitas, y buena compañía para seguir saboreándolas!! Feliz y cinéfilo año 2017!! Au bientót 2016, A plaisir!!
Enjoy yourself next year ;)

Gusa 2016.

5 comentarios:

Pintado dijo...

Acabamos de ver " La vida de Adèle" y sí, yo también sentía cierta curiosidad por ver en cómo se trata el argumento entre dos chicas. Nos ha gustado, ( un poco larga para contar la historia) pero me ha hecho pensar sobre todo en : los primeros planos tan abundantes y raros en el cine para narrar los sentimientos de los personajes y pensar en el gran cine Europeo y sobre todo en C. Kieslowski. En una entrevista hace años, este director hablaba sobre la cercanía del objetivo a la intimidad y a la cama donde se encuentran dos amantes y donde sin ser obsceno uno se acerca para descubrir lo más profundo de las relaciones sin tapujos. Por otra parte la elección del director de "La vida de Adèle" de no poner banda sonora, ni si quiera en el restaurante donde se encuentran las dos protagonistas en la parte final me resulta todavía extraña y algo teatral. Pero una buena peli y Viva el Cine europeo di señor!! Nos hace abrir la mente!! Besos! ������

Pintado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pintado dijo...

La doble "vida" de Verónica)

Pintado dijo...

Ah otra cosa! Si tienes la posibilidad de ver "La doble vida de Verónica " del susodicho Christof Kieslowski, te la aconsejo( es una de mis favoritas) junto al primer capítulo del "Decáligo" tocante y rara( en el sentido de Única) I miss you!! A presto!! Hemos ido algun díal juntos al cine? I don't remember😮

gusa dijo...

Acabo de leer tu comentario!! Intentaré ver "La doble vida de Verónica" ;) y no, no fuimos nunca a ver una peli juntos, está pendiente :) :) Miss you!!!!